texto español

Museum Director Regina Pozo at the Archivo de Diseño y Arquitectura in Mexico City.

Museum Director Regina Pozo at the Archivo de Diseño y Arquitectura in Mexico City.

Moving Portraits  

Adam Wiseman 

 

 

Moving Portraits es una serie de retratos filmados de aproximadamente un minuto de duración cada uno, en los que sujeto ignora que está siendo filmado. 

El fotógrafo engaña momentáneamente a sus sujetos: les dice que les va a tomar un retrato fotográfico. El entorno es casi siempre la casa, estudio o jardín de la persona retratada. El fotógrafo analiza la luz, escoge un lugar, coloca la cámara sobre un trípode, prepara el encuadre, y de pronto dice: “sabes, creo que voy a cambiar de lente. ¿Me esperas un minuto?” Entonces el sujeto del retrato se queda solo ante una cámara que él imagina inerte, cuando en realidad está siendo filmado. Al finalizar la sesión, el fotógrafo revela la situación, y después de que los sujetos se recuperen de la sorpresa, les pide permiso para formar parte del proyecto.  

Los sujetos son artistas visuales, músicos, curadores, fotógrafos, escritores, bailarines: personas que están más habituadas a observar que a ser observados como sujetos. El resultado es una serie de momentos introspectivos, silenciosos, íntimos, en los que las personas se quedan ensimismadas. Moving Portraits es una versión extendida del “momento decisivo” de Cartier Bresson. Estos retratos apelan a la fascinación de ver a una persona que ignora que está siendo observada. Para el espectador es al mismo tiempo embarazoso y cautivador observarlos.  

La serie también incluye los retratos en foto fija que el fotógrafo toma después de “cambiar la lente”. En ellos, el sujeto pone su “cara de retrato”, consciente de la mirada de la cámara, y actúan como un contrapunto a los retratos filmados. Por medio de una idea en apariencia sencilla, utilizando la tecnología actual, el autor experimenta con el vocabulario de las técnicas de retrato en foto fija, sobre todo con la objetividad que tradicionalmente intenta lograr la fotografía documental, a pesar de ser un medio que por su naturaleza es subjetivo. El lenguaje plástico es tergiversado, cuestionado y renovado.